jueves, enero 14, 2010

MAGRET DE PATO CON REDUCCIÓN DE OPORTO

Esta carne resulta muy apetitosa, es una receta para quedar bien cuando viene alguien a casa, claro que no es un plato para muchos, pues se quedaría frio. 
Siento que no se vea bien , pero no había nadie para soplar, estaban "missing", por eso se ve el humo.


Nos hará falta......  

2 magrets de pato, 2 vasos de Oporto, Un chorrito de vinagre balsámico de Módena  4 cucharadas de azúcar , Sal

Como se prepara.....

Salpimentamos cada magret, hacemos unos cortes en la zona de la grasa, (en inclinado, os acordais como cortamos nosotros el pan para los pintxos?), ponemos una olla plana a calentar sin aceite, ya caliente, introducimos los magrets, primero, los ponemos del lado de la piel diez minutos o un poco más, que suelte bien la grasa, les damos la vuelta y ahora  dejamos cinco minutos más.

En la misma olla, si ha soltado mucha grasa, eliminamos una parte, echamos el oporto (puede ser cualquier otro vino dulce), el ázucar y la sal y el vinagre balsámico, dejamos reducir vigilando que no llegue a caramelizarse, lo que nos interesa es que quede una salsa ligada, si nos ocurriera agregaríamos un poco más de oporto o agua.

Retiramos la piel de los magrets y cortamos en lonchas un poco gruesas, estas han de quedar de un tono rosadito.(otra cosa es que a los comensales no les guste la carne poco hecha, que no es nuestro caso ).

* Servimos con la salsa muy caliente, podemos agregarle un rico puré de patata hecho en casa.

12 comentarios:

Empar dijo...

El magret es una pieza que me gusta, la cocines como sea.
Así que está por sentando que también.
Un beso.

Caldebarcos dijo...

Esta es una de las comidas preferidas de mi padre, solo lo come el, los demás otra cosa.Lo comió el día de Navidad, se metió entre pecho y espalda un magret el solo, era bien grandecito. Mi madre en lugar de azúcar le echa miel y también está muy rico. Te copio la receta para la próxima.
Biquiños

leoletta dijo...

Que maravilla de receta¡¡¡ me la llevo , me la llevo y me la llevo jajaja
besos

Cocinica dijo...

A nosotros nos encanta el magret y poco hecho, pero no le quitamos la piel, lo suele hacer mi marido y todos los demás le esperamos en la mesa, como bien dices, no es un plato que se pueda dejar hecho.

La próxima vez lo haremos con esta salsita tan rica.

Si quieres verlo, lo tengo en el blog, en pato.

Besos

Nati dijo...

No he cocinado nunca el pato. Tomo nota de esta receta que tiene muy buena pinta. Un besazo.

Ana dijo...

Hola Rosa, aparte de alabar tu estupenda receta que, no veas como me ha gustado,sólo he cocinado una vez pato y, me gustó mucho su carne, vengo a pedirte perdón , es que, hace mucho tiempo que te pusiste de seguidora en mi blog y, no se porqué motivos, ni me había fijado y, ni tuve el detalle de venir a visitar tu blog, o , por lo menos, no me acuerdo de ello, ahora he subsanado éste fallo mío y, me he encontrado con un blog que me gusta mucho, con recetas buenísimas, con lo cuál, intentaré pasar a visitarte más a menudo,ya me he hecho seguidora para no perderte de vista, jejejejeje
PERDONNNNNN y un abrazo

juan el catalan dijo...

Hola Rosa, yo al igual que Nati tampoco lo he cocinado nunca, pero creo que viendo esta receta cuando tenga oportunidad seguro que lo hago, un saludo.
JUAN

Rosa dijo...

Empar, Caldebarcos, leoletta, Cocinica, esta es una de las carnes preferidas, igualmente del pato me gusta, el confit o los manchons,que un dia de estos os postearé.
Ezkerrik asko eta muxuak denorik

Rosa dijo...

Nati , Juan os animo que lo probeis, pues es muy jugoso y tiernita, pero así poco hecha.
Muxus

Rosa dijo...

Ana, no te preocupes que lo bueno que tiene este mundillo es que no hay malas intenciones, si no despistes y a todos nos ocurren, al menos eso pienso yo, te seguia, y te sigo de cerca, a pesar que no siempre dejo comentarios, más de una vez por no disponer de tiempo.
Muxu handi bat

Marta dijo...

Buenisima receta, yo tampoco he cocinado nunca el magret pero dan ganas de hacerlo viendo tu receta.
Besitos

delantal dijo...

Te ha quedado magnífico, y no es fácil darle su punto al magret.
Me encanta¡¡